El profesor de la asignatura Accesibilidad, Enrique Rovira-Beleta, nos acerca a los parques accesibles

“Un parque infantil verdaderamente accesible desde el punto de vista constructivo sería aquel en el que todos los niños, tengan las capacidades que tengan, y sus familiares, madres, padres y mayores, puedan disfrutar de todo”, afirma el profesor de Accesibilidad de UIC Barcelona School of Architecture, Enrique Rovira-Beleta.

Desde el punto de vista constructivo, considera que los parques accesibles tendrían que tener materiales con distintas texturas, colores, olores, sonidos… “Me gustaría que hubiera más parques de olores porque ya hay de colores, pero hay que potenciar todos los sentidos del ser humano en el diseño de estos parques”, apunta.

Según el profesor y director del Posgrado en Accesibilidad: Especialista en Diseño Universal, se puede conseguir un parque 100 % accesible si las personas que lo realizan están suficientemente bien formadas en accesibilidad. “Los arquitectos tenemos que mejorar todos nuestros conocimientos de accesibilidad. Esta materia tiene que ser obligatoria como la tenemos en UIC Barcelona School of Architecture, única en España y de las pocas del mundo que la tiene”, sentencia el profesor.

A su parecer, los parques serán 100 % inclusivos y accesibles cuando todos los profesionales que participen en su diseño dominen los requerimientos de accesibilidad. “La cuestión es que no se hagan diseños especiales, sino que sea todo inclusivo y que no se note”. Hace falta formación: desde el que hace los juegos, hasta el que corta la vegetación de su entorno, para que haga juegos y formas divertidas con las diferentes plantas y flores…, y que el jardinero entienda y sepa por qué hace esas formas. Se pueden potenciar olores y colores en la vegetación, incluso el ruido de los árboles. Eso es accesibilidad y eso serán los parques del futuro”, expone Rovira-Beleta.

Para trasladar la accesibilidad a los parques y patios de colegios, considera que hacen falta instalaciones, y también la colaboración de los buenos profesores. “Como arquitectos, podemos hacer recorridos con materiales y colores que te lleven a un sitio, y los maestros lo tienen que enseñar para que puedan también asesorar a los niños. No es solamente un tema de arquitectura, sino de que todas las universidades tendrían que tener una asignatura de accesibilidad, para formar a periodistas, a maestros, a psicólogos, educadores… Los patios no los vas a cambiar, puedes hacer patios de tierra, patios pavimentados, con diferentes colores y texturas, pero, además, falta que los maestros faciliten el juego” a todos los niños, apunta.

El profesor cree que un parque accesible no tiene por qué suponer un coste añadido, si se incluyen estos temas en el diseño original y en el presupuesto de ejecución material del parque.  La dificultad surge si se incluyen más cosas a posteriori que no se habían previsto.

A pesar de que considera que todavía queda camino por recorrer para conseguir una sociedad inclusiva, cree que Barcelona es una ciudad referente en el mundo de la accesibilidad desde los Juegos Olímpicos y especialmente los Juegos Paralímpicos. “En el ámbito de la accesibilidad, Barcelona y España lideran el ranking de las ciudades y países accesibles en el mundo. Ahora nos copian, antes, íbamos a Dinamarca, Finlandia, Noruega, y Suecia porque eran los países avanzados en supresión de barreras, pero… todo lo hacían especial para personas con discapacidad. Desde los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos, se ha demostrado que se pueden hacer todos los entornos y edificios para todas las personas sin que se note. Pero falta un mayor control de calidad y control de supervisión. Los especialistas estamos para supervisar y dar un sello de calidad”, ejemplifica el profesor, que fue el arquitecto encargado de los planes de accesibilidad de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona 1992, del Fórum Universal de las Culturas Barcelona 2004 y de la Expo Zaragoza 2008, entre otros. Ejerce, además, como vocal experto en el Consejo de Accesibilidad de la Generalitat de Catalunya.

Además, añade que Barcelona es de las pocas ciudades del mundo que tiene un Instituto Municipal de Personas con Discapacidad, donde los representantes de las asociaciones y los técnicos que trabajan se forman entre ellos, y en los diez distritos de Barcelona existe una persona del Instituto que asesora a los técnicos municipales.

Cree que el envejecimiento de la sociedad supondrá mejoras en accesibilidad, y también en los parques. “La gente exige accesibilidad porque la sociedad ha envejecido y la gente se está dando cuenta de que el hecho de que todo sea accesible es siempre una mejora. Todos los niños tienen en cierta medida movilidad reducida porque al ser bajitos no llegan a cosas altas o no leen según qué tipo de letra, y se pueden tropezar con los bordillos.  Actualmente, apunta Rovira-Beleta, se están potenciando los juegos que sean inclusivos (toboganes, columpios)”.

El Posgrado en Accesibilidad: Especialista en Diseño Universal permite a los estudiantes especializarse en accesibilidad, a través de un programa en línea interactivo práctico. Muchos de los estudiantes se convierten posteriormente en referentes en esta materia en sus respectivos países, y trabajan para sus gobiernos en la mejora de las normativas de accesibilidad y en su aplicación práctica.

Imagen: Unplash / Eric Tompkins. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s