“A la hora de diseñar, los arquitectos tienen que entender que no existe la persona perfecta y que nuestras necesidades irán cambiando”

Hace ya casi veinte años que el empresario vasco Jon Imanol Ibarra comprendió la necesidad de llenar un vacío en un sector que, por aquel entonces, empezaba a despertar interés, sobre todo, en el ámbito público: el de la accesibilidad y el diseño universal. Así nació Puntodis, una empresa pionera a nivel estatal, especializada en servicios de accesibilidad en comunicación y que tiene por objetivo que todas las personas puedan desenvolverse en cualquier entorno con independencia y accedan a todos los recursos con la misma facilidad.
 
Puntodis acaba de renovar, por octavo año, su compromiso con el Postgrado en Accesibilidad: Especialista en Diseño Universal de UIC Barcelona. Conversamos con Jon Imanol Ibarra para repasar su trayectoria empresarial y conocer el papel central que la accesibilidad ha adquirido en el mundo de la arquitectura y el urbanismo. 

1.    Puntodis nace en el año 2004 como una de las primeras empresas —sino la primera— que en España ofrece servicios relacionados con la accesibilidad en la comunicación. ¿Cómo dirías que ha cambiado la situación en estos más de veinte años en materia de accesibilidad?
El cambio ha sido paulatino y yo diría que a día de hoy la gran diferencia entre finales de los 90 y la primera década de los 2000 ha sido la concienciación. Un grupo reducido de profesionales en España se dieron cuenta del gran reto que teníamos por delante y se pusieron manos a la obra en la transformación para explicar que las personas cada día viven más, que nuestras ciudades no están adaptadas para esto, que la accesibilidad no es solo una cuestión de sillas de ruedas. Entre ellos sin duda sitúo al profesor Enrique Rovira-Beleta. A todo esto, se suma que la legislación empieza a contemplar que lo que hay que cambiar es el entorno construido para que pueda ser usado en condiciones de igualdad por todo tipo de personas independientemente de su capacidad. 

2.    ¿De qué manera surge tu vocación empresarial por el tema de la accesibilidad?
Antes de la creación de Puntodis ya empecé a interesarme por la accesibilidad y, con mi anterior empresa RÓTULOS GETXO, pusimos en marcha algunos proyectos de señalización para todos, como el de la sede del Gobierno Vasco en Lakua (Vitoria-Gasteiz). Supongo que éramos jóvenes y comprendimos pronto que en este campo había una gran oportunidad, aún muy difícil de llevar adelante por la escasa visión y, sobre todo, nivel de concienciación de la administración y mucho menos de la empresa privada.

3.    Tu equipo, a día de hoy, lo integran expertos formados en el ámbito del diseño para todos. ¿Hay futuro en este sector para perfiles profesionales como el de un arquitecto?
Desde luego. El arquitecto es el gran director de la orquesta. Sin él no habrá una transformación de los entornos en los que nos movemos. Es labor del arquitecto que nos encontremos a gusto en ellos y para esto, a la hora de diseñar, tiene que pensar que no existe la persona perfecta y que a lo largo de la vida nuestras necesidades irán cambiando.

Puntodis

4.    ¿Existe cada vez una mayor concienciación sobre la necesidad de mejorar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional? ¿Es más difícil concienciar a un político o a un empresario?
Yo diría que en la política ya está claro. Pienso que todos los partidos tienen el deber de poner en práctica la propia legislación que hemos creado que, en España, es realmente muy avanzada. Otra cosa es el mundo de la empresa. Mi experiencia me dice que solo se mueve en términos de rentabilidad. Hace falta que los empresarios entiendan que es bueno para su negocio y aquí todavía falta un trecho.

5.    ¿Existe coordinación entre las asociaciones de personas con diversidad funcional y los agentes políticos y sociales a la hora de desarrollar mejoras relativas a la accesibilidad?
Para nada, pero también reconozco que es muy difícil. Las organizaciones son muy atomizadas y localistas. Cada cual tiene una misión para con sus socios y conoce bien su problemática, de ahí que coordinarse con otras se haga complicado. Conozco muchas asociaciones que, aun estando comprometidas con el mismo fin, no terminan de ponerse de acuerdo entre ellas. Para dar soluciones integrales y mejorar nuestros entornos, productos y servicios es necesario una buena formación y dar soluciones que en lo posible no discriminen a nadie. 

6.    ¿Cuáles dirías –en la línea con los servicios y productos que ofrece tu empresa— que han sido los avances más importantes en materia de accesibilidad universal en los últimos años?
Por una parte, yo diría que los mayores avances se están produciendo por la facilidad de acceso a Internet, la notable mejora del servicio gracias al mercado común europeo y la desaparición del roaming. La posibilidad de acceder a información digital integrada con otras soluciones más físicas está proporcionando avances que ayudan a percibir y comprender mejor cualquier información que se pueda necesitar. 
Además, los datos que conseguimos del uso de la tecnología nos permiten tomar decisiones más acertadas. Únicamente nos falta —y es en eso donde estamos centrando un gran esfuerzo— que todas estas herramientas sean accesibles para todos.

7.    Además de la importante labor de asesoramiento a la hora de adecuar un espacio determinado según los criterios de accesibilidad universal, Puntodis ha desarrollado patentes propias que han contribuido a la mejora del día a día de miles de personas. ¿Qué valor tiene, por ejemplo, que un espacio público sea accesible para toda la gente independientemente de sus limitaciones físicas o sensoriales? 
El valor es infinitamente positivo. Las limitaciones de desenvolvimiento y comprensión de estos espacios públicos vienen dadas por la no adaptación de los mismos, por lo que  nuestro trabajo es dar la vuelta a esta situación. Pongo un ejemplo: si Stephen Hawking, el famoso astrofísico que nos dejó un legado científico incalculable desarrollado casi en su totalidad a la par que su enfermedad  —la esclerosis lateral amiotrófica—, hubiera nacido un siglo antes muy probablemente lo hubiéramos apartado y tachado de cualquier cosa menos de lo que demostró ser. La tecnología y su adaptación a la accesibilidad han sido de mucha utilidad para todos nosotros.

Wheelchair

8.    ¿Queda camino por recorrer en el ámbito de la accesibilidad universal? ¿De qué manera puede influir el progresivo envejecimiento de la sociedad?
Influye en todo ya que cambia nuestra forma de ver las cosas en este sentido. De creer que son solo unos pocos los que sufren de alguna discapacidad a darnos cuenta de que nos puede pasar a nosotros mismos de una manera temporal o simplemente por el paso de la vida. La sanidad ha hecho que podamos vivir muchos años y vamos a querer que nuestros entornos, productos y servicios sean una posibilidad a nuestro alcance. La accesibilidad y el diseño para todos ha venido para quedarse.

9.    A lo largo de toda tu trayectoria profesional, ¿cuál ha sido el momento o proyecto más satisfactorio o del que más te enorgulleces?
Pues yo no me quedaría con uno, son ya unos cuantos porque cada uno de ellos suma al anterior. Lo más satisfactorio lo encuentro en el día a día porque tengo la suerte de tener siempre un motivo de mejora. 

Ahora bien, esta profesión me ha dado la posibilidad de trabajar en muchos lugares emblemáticos. Por ejemplo, recuerdo la Exposición Universal del 2008 en Zaragoza, un trabajo de asesoramiento del despacho del profesor Enrique Rovira-Beleta para un entorno que iba a recibir miles de personas del mundo entero y en el que tuvimos la oportunidad de colaborar. Tampoco podría dejar de mencionar otros proyectos, como los desarrollados para las instalaciones del Complejo de la Moncloa, en el Ministerio de la Presidencia, la sede central del IMSERSO de Madrid o la Universidad Complutense de Madrid. 

10.    Desde hace ocho años, Puntodis mantiene su compromiso con el Postgrado en Accesibilidad: Especialista en Diseño Universal de UIC Barcelona. ¿Cómo valoras, a nivel formativo, que exista este programa superior dirigido a futuros expertos en accesibilidad universal?
El conocimiento en esto, como en todo, es fundamental. El Postgrado en Accesibilidad: Especialista en Diseño Universalde UIC Barcelona tiene un gran reconocimiento internacional y es por ello que el compromiso de Puntodis es de gran orgullo para todos nosotros. También pensamos que los futuros expertos muy probablemente serán buenos colaboradores. La accesibilidad es una materia transversal y se necesita cooperar para sacar el mayor partido de los proyectos.

11.    ¿Qué opinas de que UIC Barcelona School of Architecture sea la única escuela de arquitectura en España que contempla la accesibilidad como materia obligatoria?
Desde luego esto denota la importancia que se le ha dado y que tiene. Ahora mismo es un gran diferencial aunque pienso que otras facultades y escuelas acabarán por incorporar la accesibilidad en sus planes de estudio.

12.    ¿Crees que los arquitectos y, en general, los profesionales del diseño de espacios están suficientemente concienciados con esta realidad?
Poco a poco vamos avanzando. Si no lo están lo estarán, no queda otra. O se conciencian o sus proyectos no serán ni siquiera acordes a la nueva legislación que ya está aquí y que contempla la accesibilidad universal en todos los campos, uno de ellos, y muy importante, el de la edificación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s