Foros 2019. Josep Lluís Mateo: arquitectura entre dos fuerzas

El pasado 6 de mayo tuvo lugar la última sesión del ciclo de conferencias Foros organizado por UIC Barcelona School of Architecture, con la colaboración, por segundo año consecutivo, de BBConstrumat. El prestigioso arquitecto catalán Josep Lluís Mateo  fue el encargado de cerrar esta nueva edición, articulada bajo el título “Identities” (Identidades). Mateo ofreció una ponencia titulada “Identity, globalization and contemporary architecture. A personal view”, en la que llevó a cabo un repaso por su obra arquitectónica y compartió sus reflexiones sobre el concepto de identidad en la arquitectura contemporánea.

La introducción de Mateo corrió de la mano del director de la escuela, Josep Lluís i Ginovart, y de los directores de Foros, los profesores Guillem Carabí y Fredy Massad. “Con la conferencia de Josep Lluís cerramos un ciclo que empezó hace 82 días y con el que, lo que hemos pretendido, es que penséis y dudéis de todo porque, de alguna forma, es desde la incomodidad desde donde podremos avanzar”.

Fuerzas horizontales y fuerzas centrípetas

Josep Lluís Mateo inició su ponencia explicando que, bajo su punto de vista, hay dos fuerzas que interaccionan en el ejercicio de la arquitectura: las fuerzas horizontales y las fuerzas centrípetas. “Las fuerzas horizontales están muy conectadas a nosotros y van cambiando con el tiempo”, explicó, “sin embargo, las fuerzas centrípetas pertencen al ámbito de la identidad, tienen que ver con la idea de volver a nuestros orígenes y existe como contrapunto de la globalización”.

Según destacó, desde la propia Edad Media, la arquitectura ha tenido siempre un carácter global y ha estado cruzada por movimientos horizontales que se traducen en el intercambio permanente entre países y culturas. Para dar sentido a sus palabras, Josep Lluís Mateo mostró a la audiencia el ejemplo concreto de la Catedral de Mallorca, “una de las catedrales góticas más bonitas del mundo”, donde se puede apreciar de qué manera la obra arquitectónica está influida por el contexto cultural de su época.

En su introducción, el arquitecto hizo también referencia a la exposición “Architecture without architects” exhibida en el MoMA de Nueva York a mediados de los años sesenta y comisariada por Bernard Rudofsky. La muestra supuso, en aquel momento, un auténtico punto de inflexión en la arquitectura del momento al reivindicar, como contrapunto a la modernidad de la época, la riqueza cultural y funcional de la arquitectura vernácula.

A continuación, Josep Lluís Mateo explicó los elementos que conforman la base de su trabajo. Entre las fuerzas centrípetas presentes en su manera de hacer arquitectura destacó la importancia del contexto cultural, la especifidad que aporta el lugar del proyecto y la importancia de la artesanía, entendida como energía local que conforma la identidad de cada lugar. En el lado contrario, el de las fuerzas horizontales que atraviesan la arquitectura, incidió en la importancia de la naturaleza como lugar común, la técnica, definida actualmente por la ciencia y la tecnología y la abstracción, basada en la experimentación. “Todas estas fuerzas centrípetas y horizontales son las que conforman mi arquitectura”, concluyó.

 Sus trabajos

Tras exponer las líneas conceptuales que conforman su trabajo como arquitecto, Josep Lluís Mateo expuso algunos de sus proyectos más recientes. Comenzó explicando la sede del Deustche Bundesbank en Chemnitz, en Alemania. En alemán, explicó, “bau” es el término utilizado para “edificio” y “baum”, por su parte, significa árbol. Partiendo de la coincidencia terminológica entre estos dos conceptos, el arquitecto catalán planteó su proyecto en base a esa dualidad semántica. “Intentaba alejarme del clasicismo propio del lugar y buscaba que el edificio que construyera estuviera conectado con el parque que rodea el recinto en el que se emplaza”.

Posteriormente, Mateo explicó algunos de sus proyectos más recientes en Europa, entre los que se encuentran la intervención urbana planteada en el centro histórico de la ciudad croata de Draga-Sibenik. También expuso su propuesta para la Prague National Gallery Entrance Hall, el museo nacional de la República Checa, donde tuvo que crear una entrada que encajara en el conjunto histórico del viejo castillo. “Al principio quería hacer todo de madera, pero descubrí que el material más usado en la industria del país era el acero, por lo que me decanté por usar este otro material”, explicó.

A nivel local, Josep Lluís Mateo explicó su proyecto para la Filmoteca de Cataluña. En el diseño del edificio influyó el pasado local de Barcelona y, más concretamente, los vacíos urbanos generados por los bombardeos italianos sobre la ciudad durante la Guerra Civil española. A nivel proyectual, explicó Mateo, se decidió situar las salas de cine en el nivel inferior para reducir la escala del edificio y generar una menor densidad en la plaza en la que se sitúa.

Su trayectoria

MATEO-foto

Josep Lluís Mateo es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (ETSAB) y es doctorado con honores por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Ha sido profesor de arquitectura en la Universidad de Harvard y en el Swiss Federal Institute of Technology in Zurich, y ha realizado proyectos arquitectónicos por todo el mundo.

Además, durante varios años estuvo al frente de la revista Quaderns, editada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña, y actualmente es director de la revista Transfer, una revista digital independiente que busca conectar ideas y prácticas contemporáneas para construir una cultura arquitectónica global.

Selena Ramos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s