“Boston es una ciudad de contrastes que ensalza la arquitectura actual con la belleza del pasado”

Nieves Blakstad se define a sí misma como “medio canadiense y medio ibicenca”. Procedente de una familia muy ligada al mundo de la arquitectura en Ibiza, actualmente está cursando el último curso de Arquitectura en UIC Barcelona School of Architecture. El pasado verano se convirtió en la primera alumna de nuestra escuela que realizó una estancia de varias semanas en la Boston University (BU) gracias al convenio “Summer Term”. De vuelta en Barcelona, conversamos con ella sobre su experiencia en los Estados Unidos y sobre cómo afronta su último año de estudios antes de incorporarse al mundo laboral. 

Acabas de volver de Estados Unidos gracias a la experiencia Summer Term en Boston University (BU), ¿cómo ha sido la experiencia?

Poder hacer el Summer Term en la Boston University ha sido una de las mejores decisiones que he tomado. Fue una experiencia extraordinaria, especialmente a nivel académico. Aproveché cada minuto en las clases, en el campus, con mis profesores y mis compañeros. ¡De todo podía aprender y fui como una esponja!

Además, ha sido una oportunidad excepcional para darle un último empujón al inglés, ya que veía que cada día iba mejorando a un nivel exponencial. Al haber muy pocos alumnos españoles (yo solo me encontré a uno en todo el campus) estuve obligada a comunicarme en todo momento en este idioma, algo que agradezco muchísimo, ya que me proporcionó soltura, una práctica brutal y me generó confianza.

IMG_1063

¿Y en qué ha consistido esta estancia de dos meses en la BU?

He aprendido mucho, pero también he trabajado duro. Hice dos asignaturas, Graphic Design y Digital Photography. Fue muy intenso ya que, a pesar de que fuera verano, siguen siendo clases con la misma intensidad que en invierno con la ventaja para nosotros de que pueden asistir alumnos internacionales. El hecho de ir a clase con alumnos que estudian la carrera allí, te proporciona un conocimiento local y facilita tu día a día.

Ambas asignaturas fueron muy enriquecedoras, ya que me han aportado técnicas creativas y el aprendizaje de varios programas indispensables para una carrera tan multidisciplinar como la de arquitectura. También adquirí herramientas de práctica de crítica y opinión de proyectos, que es algo fundamental para los estadounideses en su método de enseñanza.

¿Realizaste algún proyecto para alguna de estas dos asignaturas que te gustaría destacar?

Para la entrega final de Graphic Design, hice una maqueta dinámica de 1 x 0,6 metros en madera, que consistía en tres franjas de tres niveles cada una, en las que el usuario descubría de manera interactiva 3 proyectos distintos dentro de la obra del arquitecto japonés Sou Fujimoto. Cada uno estaba identificado por una palabra representativa que definía el proyecto y cada franja estaba representada acorde a la conceptualización de éste. Fue un trabajo de reflexión y síntesis muy interesante.

El día de la presentación final, la profesora me preguntó si podía quedársela. Así que estoy muy feliz de que una parte de mí se haya quedado en la Boston University.

IMG_1912

¿Y cuál era el propósito de este trabajo?

Se nos propuso seleccionar a un arquitecto, diseñador o artista sobre quien teníamos que investigar, recopilar imágenes, saber cuál era su inspiración profesional, etc. La clave era averiguar qué concepto característico dentro de la obra de esta persona era importante compartir o divulgar.

Básicamente, el lema fue dejar que el contenido dictara la forma. El propósito de este proyecto consistió en combinar los principios de narración y contraste visual que habían sido explorados durante el semestre para generar una especie de “póster” informativo a partir del uso de todas las herramientas con las que se había trabajado durante todo el curso. Uno de los objetivos más importantes consistió en incorporar la estética personal del autor en una pieza de diseño terminada.

Explorar elementos como la tipografía, la arquitectura, la imagen, el color y la composición como directrices para desarrollar una idea y combinarlos para crear una narrativa visual interesante resultó ser un trabajo exigente pero imprescindible.

De vuelta a la arquitectura, ¿qué te llamó la atención del país?, ¿cuáles son las diferencias que has visto respecto a nuestro país?

Al ser un país tan grande, se ven diferentes estilos en las ciudades. Boston es una de las ciudades más tradicionales y antiguas de Estados Unidos. Me pareció muy interesante el hecho de que, tanto para muchos ciudadanos como para los arquitectos, Boston es una ciudad de contrastes que ensalza la arquitectura actual con la belleza del pasado. Son respetuosos con lo antiguo y se sienten orgullosos de ello.

En cuanto a las diferencias que me encontraba en mi día a día con la arquitectura española, las más notables fueron los diferentes usos con los que dotan a los espacios comunes y en muchos edificios. Otro aspecto llamativo es el uso habitual de la madera en construcción, sobre todo a nivel estructural, algo que no es tan típico en nuestra arquitectura.

¿Por qué decidiste estudiar Arquitectura?

Me apasiona la arquitectura y siempre la he vivido muy de cerca. Mis abuelos Rolph y Mary llegaron por primera vez a Ibiza, en 1956, cuando el barco en el que viajaban de Denia a Mallorca hizo escala en la isla. Procedentes de Vancouver,  en vez de seguir con la idea inicial del viaje, se enamoraron por completo de la isla y de su gente y decidieron que era el sitio en el que querían vivir el resto de sus vidas.

En Ibiza mi abuelo desarrolló su pasión por la arquitectura y llevó a cabo un estudio extenso de la isla: su cultura, sus edificios y su arquitectura. Todo ese bagaje lo supo  transmitir muy bien a su familia. A día de hoy,  en casa sigue vivo el concepto y la filosofía que empezó él y mi padre lleva la parte de construcción y mi tío la de arquitectura.

¿Cómo afrontas tú último curso en UIC Barcelona?

Para mí, el último año está siendo un conjunto de muchas sensaciones distintas. Nostalgia por lo que empezó y está a punto de terminar, pero emoción por lo que está por venir. Es un año muy intenso. Como dicen mis profesores, es una carrera de fondo en la que para acabar no se puede pretender dejarlo todo para el último momento.

Por lo tanto, me planteo este último curso como una oportunidad para aprender mucho, aprender de mis profesores y compañeros, al mismo tiempo que tengo muchas ganas de poner en práctica todo lo practicado durante estos años.

IMG_1524

¿Cómo llevas el Trabajo de Final de Grado (TFG)? ¿en qué consiste tu proyecto?

Ahora mismo nos encontramos en el momento de encaje urbanístico de la propuesta y en la fase de desarrollo tanto del proyecto individual como colectivo.

En mi caso, estoy en una de las últimas parcelas del 22@ entre el Carrer Selva de Mar y el Carrer Josep Pla, una de las últimas trazas existentes en la zona del antiguo parcelario industrial más característico del Poblenou. Entendiendo que estas medianeras son la base e impulso del proyecto, se plantea mantener al máximo las alineaciones existentes de los edificios. Dependiendo del estado actual en el que se encuentra cada nave industrial, junto con la actividad que se planea en su interior, se toman decisiones estructurantes de proyecto. El programa de la propuesta plantea aportar un granito de arena a uno de los problemas humanitarios más complicados que estamos viviendo hoy en día, que es la llegada masiva de refugiados a nuestras ciudades. Por lo tanto, mis compañeros y yo estamos trabajando en un proyecto híbrido que une vivienda, actividades que favorezcan una inserción social y laboral, junto con el comercio y venta de todo lo producido en el ámbito de proyecto.

¡Me gusta mucho el tema, así que ya os explicaré a finales de julio como ha evolucionado!

A parte de los compromisos académicos, ¿tienes algún proyecto profesional en marcha? 

Ahora mismo, a parte de estar haciendo el TFG y ayudando en algún proyecto familiar, estoy trabajando en abrir una cuenta personal de Instagram llamada Zephyrus que tiene un significado muy importante para mí. La cuenta la enfoco como plataforma en la que pueda compartir a modo de workshop digital mi trabajo. Empezaré precisamente publicando el trabajo hecho en Boston, ya que me parece un contenido muy interesante e inspirador. Además, hacía tiempo que me rondaba por la cabeza crear un perfil en el que compartir este tipo de contenidos, así que, ¡estoy muy emocionada con ello!

¿Cuáles son tus planes de futuro?

La verdad es que todavía no lo tengo muy claro. Tengo muchas ganas de seguir aprendiendo y disfrutar de lo que hago. Tras la maravillosa experiencia en Estados Unidos, me gustarí hacer un postgrado aprovechando el convenio que tiene nuestra universidad con UCLA University (California). Por otra parte, me gustaría poder empezar a trabajar y seguir ayudando a su familia.

¿Qué consejo les darías a los alumnos más jóvenes que, cómo tú, afrontan el último año de carrera?

Mi consejo más útil es trabajar desde el primer día y ser constante. La carga de trabajo es grande y se puede hacer duro. Pero hay un enorme respaldo, gracias al equipo de profesores que están siempre disponibles para ayudar en todo lo que haga falta. Además, los compañeros de clase son un pilar fundamental en el que apoyarse junto a la familia. Así que, ¡paciencia, perseverancia y muchos ánimos que queda un último paso para conseguir lo deseado!

Selena Ramos, alumna de 2º de Periodismo en UIC Barcelona

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s