Arquitectura-G: Casa Luz

La Casa Luz es obra del estudio Arquitectura-G, formado por Jonathan Arnabat, Jordi Ayala-Bril, Aitor Fuentes e Igor Urdampilleta, alumni y profesores de la School of Architecture de UIC Barcelona. Este proyecto ha sido distinguido con el Premio Cerámica ASCER (2014), el Premio AJAC (2014), el Premio Arquitecto Emergente Mies van der Rohe 2015, el Premio de la XIII Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo (2016). También forma parte de la exposición “Unfinished” comisariada por Iñaqui Carnicero y Carlos Quintáns, y ganadora del León de Oro de la XV Bienal de Arquitectura de Venecia.

Se trata de una casa de pueblo entre medianeras, de planta alargada y crujía estrecha, abierta en su parte trasera a un huerto. El abandono y el paso del tiempo habían llevado a la casa a un estado ruinoso. Luz, la propietaria, quería una casa luminosa que disfrutara del aire libre y de la presencia del huerto.

Sin embargo, el área central de la casa no gozaba de luz ni ventilación. Estas condiciones y el bajo presupuesto llevaron los arquitectos a optar por vaciar y sanear totalmente el interior manteniendo las fachadas de piedra y las medianeras de tapial, para organizar un nuevo interior alrededor de un patio.

Rodeando el patio se construyen cuatro forjados escalonados a distintos niveles. Cada una de estas bandejas contiene un único uso; cocina, salón, una primera habitación y otra.

El patio está presidido por un abedul, de modo que el salón y la cocina están entre el verde del interior y el verde del huerto. La sala y la cocina son atravesadas por el núcleo de escaleras, evitando que la circulación invada los dormitorios, que se encuentran entre el patio y la fachada principal. Cada habitación tiene su propio baño, abierto completamente al patio y con doble acceso, desde la propia habitación y desde el pasillo.

El árbol de hoja caduca garantiza una sombra en la época más calurosa, mientras que en invierno permite la entrada del sol para calentar e iluminar las estancias. Del mismo modo, también funciona como filtro visual entre estancias.

La pasarela de entramado metálico rodea el patio por completo, permitiendo una doble circulación interior-exterior. Aparte de funcionar como paso, en ocasiones sirve como banco donde poder sentarse, extendiendo el programa de las estancias hacia el interior del patio.

Los huecos existentes en la fachada limitan la posición de los nuevos forjados, por lo que se requería un canto de forjado que no condicione en exceso las alturas libres interiores. Los arquitectos escogieron como solución optar por forjados unidireccionales de vigas de perfilería IPE 100, sobre cuyas alas inferiores se apoyan tableros machihembrados cerámicos.

La totalidad de la planta baja está cubierta por un gran manto de baldosín catalán de color rojo, que acompaña a los techos y define el alcorque del árbol. En la parte trasera de la planta baja se encuentra el salón de verano. Esta estancia se ideó para que pueda abrirse por completo tanto al patio como al huerto, para gozar del frescor de la brisa en las horas de siesta de la época estival.

Como destacó Cino Zucchi, presidente del jurado del Premio Arquitecto Emergente Mies van der Rohe 2015: “Este proyecto demuestra que la buena arquitectura no ha de ser necesariamente inaccesible económicamente”.

Ubicación: Cilleros, Extremadura • Arquitectos: Arquitectura-G (Jonathan Arnabat, Jordi Ayala-Bril, Aitor Fuentes, Igor Urdampilleta) • Superficie construida: 136.5 m² • Consultor estructura: Toni Casas • Constructor: Construcciones Alsan • Fotografías: José Hevia

www.arquitectura-g.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s