Entrevista a Carmen Mendoza

Sucre, Bolivia 1965. Reside en Les Corts de Barcelona. Doctora en Urbanismo por la UPC, es Subdirectora de Relaciones Internacionales de la School of Architecture de UIC Barcelona, Profesora de Urbanismo II y co-Directora del Master of International Cooperation Sustainable Emergency Architecture. Actualmente combina la docencia con la investigación en tópicos de urbanismo informal y emergencia.

Primero de todo, un cuestionario rápido: lo primero que venga a la cabeza, respuestas cortas, concisas, incluso sólo una palabra.

Escoge:

Una ciudad que funcione: ¿Barcelona?
Un paisaje agradable: The Badlands, South Dakota
Un libro: The Spacemaker’s Guide to Big Change, Nabeel Hamdi
Una película: ‘The Good Lie’ Directed by Philippe Falardeau
Una exposición: ‘Small Scale Big Change’, MoMA, NY
Una canción: ‘Smile’ interpretada por Madeleine Peyroux
Un artista: Lee Krasner
Un arquitecto: Glenn Murcutt
Un plato: Pasta
Un deporte: Futbol
Un profesor: Antonio Font Arellano
Una asignatura: Diseño Urbano
Un material: Madera

Sobre Barcelona:

Eixample: Malla
La Diagonal: Eje
Sagrada Familia: Modernismo
Las Ramblas: Turismo
Glorias: Centralidad en construcción
L’Illa: Arquitectura urbana
Forum 2004: Desconexión
22@: Reciclaje

Entrevista a Carmen Mendoza

De la asignatura que impartes, ¿qué crees que es lo más importante a transmitir a tus alumnos?
El Master de Cooperación intenta transmitir a los alumnos a proyectar y pensar fuera del cisma de lo físico y social en la arquitectura y el urbanismo.

¿Podrías definirlo también en una palabra?
Transdisciplinar.

¿Qué tiene que buscar los alumnos para complementar lo que aprenden en tus clases?
El alumno del Master debe completar su aprendizaje absorbiendo nuevos conceptos y rompiendo paradigmas sobre la cooperación y el desarrollo. Debe comprender que en ciertos contextos no va a poder solucionar nada y simplemente debe convertirse en facilitador. Asimismo, asumir que en contextos de emergencia, post-conflicto y urbanismo informal, las reglas de juego son totalmente distintas a lo aprendido en la carrera, debe casi desaprender, e ir descubrir la lógica y sinergias espontáneas de estos contextos.

Y, en general, ¿cómo crees que los estudiantes podrían complementar esos conocimientos que se les transmiten en la universidad?
La mayoría de los alumnos del Master completan su formación trabajando in situ. Para proyectar en situaciones después de una catástrofe natural o humana, y contextos informales, la vivencia es fundamental.

¿Qué ves de la School of Architecture de UIC Barcelona que la haga diferente?
Es muy singular que existan dos asignaturas obligatorias de cooperación en Arquitectura, y que en ellas, se desarrollen proyectos de diseño. Es una enorme diferencia con otras escuelas de arquitectura, en las cuales son asignaturas optativas y no existe una continuidad en un Master oficial ni en un doctorado.

¿Qué destacarías de ella?
El diseño a todas las escalas, y el valor del contexto. La buena arquitectura logra un efecto catalizador a toda escala cuando se acerca al ciudadano.

¿Cómo ves el paso de los estudiantes por la escuela?
En grado, el alumno suele estar demasiado enfocado en obtener una nota y no tanto en disfrutar del proceso y exprimir al profesor al máximo. Sin embargo, cuando comienzan a disfrutar de su proyecto y valorar el lujo que es tener personas dedicadas exclusivamente a enseñarles, es muy gratificante. En Master, la sensación es al revés, la exigencia del alumno hacia el profesor es enorme y la implicación va más allá de un resultado. En el Master de Cooperación el alumno es estupendo, su compromiso con la sociedad a través de su trabajo es su motor.

¿Cómo crees que debería ser su participación dentro de la universidad?
El alumno no debe olvidar de tener una visión crítica y alejarse de las modas. Deben encontrar su propia visión sobre la arquitectura y el urbanismo.

¿Cómo piensas que la School of Architecture de UIC Barcelona podría mejorar?
Siendo aún más internacional. Hemos avanzado en entender que la internacionalización va más allá de convenios e intercambios, y debe ser transversal en contenidos, pero aún debemos avanzar en incluir un balance entre docentes nacionales e internacionales.

¿Porqué estudiaste arquitectura?
Me encantaba dibujar y crear, en realidad quería estudiar Bellas Artes, ¡pero mi padre no la consideraba una carrera! Así que busqué una carrera más ‘formal’ y descubrí la Arquitectura, y con ello, a lo que quería dedicarme el resto de mi vida. Mi pasión.

¿Qué es lo que más valoras de los estudios de arquitectura, lo que más te ha servido para ejercer la profesión o personalmente?
Lo que descubrí fue la gran escala, el urbanismo, me ayudó a acercarme a lo social de la arquitectura y a desarrollar proyectos que llegan a impactar a más personas en su día a día.

¿Cuál fue tu primera experiencia como arquitecto?
Mi primer proyecto real fue el diseño del Master Plan y proyecto ejecutivo del Ministerio de Obras Públicas y Transporte en la ciudad de San José, Costa Rica. Fui parte del equipo de diseño en la empresa AICA-SACMAC. La anécdota es que al finalizar el proyecto y entregarlo frente al ministro ¡se guardó en un cajón y nunca se construyó, puesto que hubo cambio de gobierno! Otra lección interesante de la práctica en proyectos de la administración pública.

¿Cuáles son las actividades o proyectos que estás desarrollando actualmente?
Actualmente estoy abocada a la investigación como parte del GRE de Territorios Intermedios junto a mis compañeros del área de Urbanismo, y a la vez, impulsando desde el Master de Cooperación proyectos de investigación con otras universidades para realizar proyectos relativos a la inserción urbana de refugiados en Europa; cambios en el paradigma del diseño de campos de refugiados; así como proyectos de mejoramiento integral de barrios en países en vías de desarrollo.

¿Algún secreto (in)confesable?
Ahora que lo pienso, soy muy aburrida, lo confieso todo.

¿Qué destacarías de alguno de estos proyectos? ¿Has trabajado en el extranjero? ¿Cómo ha sido la experiencia?
Destacaría el inmenso aprendizaje que me ha ofrecido el trabajar en proyectos realizados en diversos tipos de barrios ‘informales’ como las comunas de Medellín o favelas de Río o Tijuana. Destacaría la increíble capacidad de movilización y resiliencia de las comunidades. Su apego y lucha por su vivienda, barrio, y su capacidad de trabajo y solidaridad, son lecciones de vida. Estos proyectos le devuelven a uno a la esencia de la arquitectura, pues hay que buscar soluciones con mínimos medios, pero no por eso de menos calidad. Asimismo, nos obligan a redefinir los elementos y los procesos de construcción de la ciudad.

¿Qué te gustaría hacer o te falta hacer como arquitecto?
Me gustaría pasar más tiempo trabajando in situ en contextos de informalidad. Realizamos proyectos donde nuestra estancia corta no permite acabar de integrarse y entender el contexto en el cual estamos trabajando. El tiempo ofrece más tiempo de reflexión y muchas lecciones a aprender para poder crear propuestas que generen un verdadero desarrollo sostenible.

Con tu experiencia actual, pero poniéndote en la situación de un estudiante que acaba la carrera hoy en día, ¿qué le aconsejarías hacer?
No tener miedo a equivocarse y de probar nuevos caminos. Viajar mucho y observar.

En la situación actual, de crisis en el sector, ¿cómo crees que se debería posicionar o responder la profesión?
La profesión debe siempre, haya crisis o no, posicionarse en buscar y explorar alternativas y proyectos que construyan un entorno construido mejor. El espacio sigue siendo el medio que permite la integración de la dimensión social, cultural y ecológica del desarrollo.

¿Qué consejo darías a un estudiante de la School of Architecture de UIC Barcelona cuando empieza?
Cuando empiezan, que no se ‘casen’ con ninguna idea y estén abiertos a explorar al máximo.

¿Y cuando finaliza sus estudios?
No pensar que todo está aprendido, seguir aprendiendo y sobre todo cuestionando.
Como decía el poeta Benedetti:

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras sin desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
[…]

¿Qué aportó el PFC a tus estudios?
El desarrollo de un ejecutivo desde el Master Plan hasta las instalaciones.

¿Cuál fue el tema, era adecuado?
El tema fue la ordenación y desarrollo de un mercado central. El programa no aportaba mucha exploración formal puesto el sistema de distribución, etc. invadía el proyecto.

¿Quién fue tu profesor?
El Dr. Arq. Luigi Lentini.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s