Entrevista a José Ahedo

Nace en el País Vasco en 1980 y se cría en Navarra. Estudia arquitectura en UIC Barcelona hasta 2005 y luego colabora en varios estudios de arquitectura en Barcelona. En 2010 se gradúa en M Arch II en la Graduate School of Design en Harvard University. Actualmente reside a tiempo parcial en Tudela (Navarra) y viaja por el mundo el resto del tiempo, realizando una investigación sobre diseño y espacio doméstico en sistemas rurales ganaderos tras recibir el Wheelwright Prize 2014 (Harvard GSD).

Escoge:

Una ciudad que funcione: Vancouver
Un paisaje agradable: el salar de Uyuni
Un libro: cualquiera que haya impreso Gerhard Steidl o Niggli Verlag
Una película: cualquiera que hayan rodado los hermanos Coen
Una exposición: cada dia me cuesta mas visitar una expo o un museo. A menudo salgo con una sensacion de permanencia y de corrección intelectual que no me gusta.
Una canción: ahora suena Satellite de The Brian Jonestown Massacre. Gran disco.
Un artista: en activo en 2016, Tom Sachs o Gerda Steiner & Jorg Lenzlinger
Un arquitecto: en activo en 2016, me interesa el trabajo de MOS Office (Michael Meredith & Hilary Sample)
Un plato: cocina latinoamericana
Un deporte: caminar
Un profesor: siempre me ha dado envidia la capacidad de Michael K. Hays de explicar algo muy complejo para que hasta un burro como yo lo entienda.
Una asignatura: Proyectos?
Un material: fieltro

Sobre Barcelona:

Eixample: afortunadamente heterogeneo
La Diagonal: # \ #
Sagrada Familia: poche’
Las Ramblas: más curvas de lo que siempre pensamos (gogglead una foto aerea)
Glorias: incertidumbre; le deseo a Barcelona que funcione
L’Illa: funciona bien y me gustan mucho las barandillas exteriores en espiga
Forum 2004: lamentablemente se quedo con el segundo apellido “2004” y parece haberse olvidado del primero; “Universal de las Culturas”
22@: no conozco bien los “entresijos” de la propuesta para opinar

Shooting coal mines in Mongolia
Shooting coal mines in Mongolia

¿Por qué estudiaste arquitectura? ¿Qué es lo que más valoras de los estudios de arquitectura, lo que más te ha servido para ejercer la profesión o personalmente?
Estudie arquitectura sin saber muy bien lo que elegía y descubrí un universo apasionante. Las disciplinas “híbridas” entre arte y técnica — arquitectura, cine, tipografía…– hacen que puedas acercarte a la solución de cualquier problema de manera holística. Cada día va a ser más valioso formarse de este modo. Sobre todo en esta época tan tecnocrata e hiperespecífica en la que nos toca vivir y trabajar.

¿Qué destacarías de tu paso por la School of Architecture de UIC Barcelona? ¿Qué crees que aporta a sus alumnos en comparación con otras escuelas?
Tuve mucha suerte. La escuela estaba empezando a andar y encontré un profesorado fantástico y ambiente de optimismo que se echa de menos. Trabajar en grupos pequeños y la cercanía y acceso a una serie de muy buenos profesionales fue algo brutal. El 2000 fue un gran momento para aterrizar en la UIC y me considero afortunado.

¿Qué consejo darías a un estudiante de la School of Architecture de UIC Barcelona, cuando empieza? ¿Y cuando finaliza sus estudios?
Para empezar y para acabar: se curioso. La curiosidad es la mejor de las cualidades para conseguir resultados extraordinarios. Sostener esa curiosidad a lo largo de una vida es muy difícil. Muy poca gente lo consigue. Si de algo te das cuenta cuando ojeas retrospectivas o monografías sobre “fulano o mengano” es de los que se han aburrido a mitad de camino.

¿Qué aportó el PFC a tus estudios? ¿Cuál fue el tema, era adecuado? ¿Quién fue tu profesor?
Mi experiencia durante el PFC fue buena. Tuve oportunidad de aprender un camino diferente de proyectar. El tema era diseñar una serie de equipamientos en el área que actualmente ocupa el zoo. Mis profesores fueron Antonio Sanmartin y Martín Ezquerro. Muy buenos docentes entonces y muy buenos amigos ahora.

¿Cuál fue el siguiente paso al acabar el TFG? ¿Lo tenías planificado?
Nunca he planificado nada. Simplemente he intentado trabajar lo máximo posible en lo que mi instinto en ese momento considerara que era la mejor opción. Creo que al acabar hay que estar abierto a cualquier posibilidad que se presente. Saber valorar cual es la mejor y confiar en que trabajando duro todo ira bien. Werner Herzog dice: “Nunca tengas un plan B. La gente con un plan B nunca acaban ejecutando el plan inicial”. Siempre encontraras una excusa cobarde para hacer el plan mas fácil. Es una sentencia dura pero creo que, como siempre, tiene razón.

¿Qué obstáculos te encontraste al acabar la carrera para encontrar trabajo? ¿Qué consejo darías a los recién titulados?
Pues no hubo obstáculos. Empece a colaborar en un despacho literalmente dos días después de entregar el PFC. Creo que la situación ahora es mucho mas compleja y los parámetros en los que la gente que se gradúa hoy son mas enrevesados de lo que fueron los míos. Un recién titulado hoy debería estar mucho mas atento a posibilidades mas remotas o menos convencionales. Creo que la formación que han obtenido y el panorama actual deberían tomarlo como una oportunidad para salir del canon de la profesión y no como un lastre a la hora de buscar oportunidades profesionales, que las hay.

¿Cuál fue tu primera experiencia como arquitecto?
Mi primera experiencia como arquitecto fue un laberinto construido con balas de paja. Fue fantástico. Fue un trabajo con algunos compañeros de la escuela mientras estudiábamos del que guardo gran recuerdo.

¿A qué te decidas actualmente? ¿Qué proyectos estás desarrollando? ¿Qué planes tienes de futuro?
Durante el 2014 tuve la suerte de recibir el Wheelwright Prize y actualmente estoy realizando una serie de viajes en varios continentes para investigar sobre la domesticidad asociada a territorios ganaderos. El gran proceso global de urbanización ha hecho que el mundo rural haya pasado a un papel secundario en la disciplina. Salvo casos excepcionales, la ruralidad dejo de interesar a los arquitectos después de los grandes proyectos de socialismo utópico franceses y americanos del XVIII y XIX. La necesidad de alimentar a nueve mil millones de personas en el XXI, van a reposicionar de nuevo a el campo, y a la producción asociada a el, como uno de los grandes protagonistas de la mecánica global. Desde la arquitectura se debería también reaccionar a los estos nuevos retos que nos esperan.

¿Por qué optaste por esta vía? ¿Crees que podría ser una salida laboral para los nuevos titulados? ¿Qué te gustaría hacer como arquitecto?
Al igual que no tengo ningún plan especifico de futuro a largo plazo tampoco siento la ansiedad de que mis planes tengan que estar estrictamente relacionados con la arquitectura. Estoy convencido que mucha gente no estará de acuerdo, pero estudiar arquitectura no dirige inexorablemente tu futuro hacia ser arquitecto. La magia de esta formación es que te prepara la cabeza y las manos para poder dedicarte a asuntos muy diversos en tu camino. La belleza de este momento en que vivimos es que no hay porque dedicarse específicamente a lo que te hayas preparado o estar atado a un lugar en concreto. Se acabo, aunque desafortunadamente de momento solo para una parte del planeta, el paradigma de “tu padre era herrero en Punjab así que tu vida es la herrero en Punjab”.
Tengo una lista larga de proyectos profesionales que me gustaría hacer en el futuro. Una lista que tiene hoy, Marzo 2016, 137 entradas. Es bien probable que muchas de ellas nunca las realice. Deseo para mi poder tener diferentes “vidas profesionales” en diferentes lugares. Cuantas mas de ellas estén intersectadas con la arquitectura mejor que mejor. Antes del verano uno de mis planes es montar una mini-carpinteria con un pequeño taller de fabricación digital y unas maquinas de serigrafía para poder construir unas serie de objetos que hace tiempo tengo en cartera.

En la situación actual, de crisis en el sector, ¿cómo crees que se debería posicionar o responder la profesión?
Haya crisis o no, mi opinión es que la profesión debería abrirse como disciplina. Sigue siendo demasiado endémica, introspectiva, hermética. Nos pasamos el día mirándonos en una fuente como Narciso y pontificando demasiado a menudo a figuras concretas en vez de incentivar los debates y los discursos necesarios para enfrentarse a los problemas de hoy.

Studio Ahedo

One thought on “Entrevista a José Ahedo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s