Entrevista Alumni: Maria Matamala

Lugar y año de nacimiento: Barcelona 1983
Lugar de residencia: Barcelona
Ocupación: Arquitecta

1_Cuestionario rápido

1.a_Escoge:
Una ciudad que funcione: París
Un paisaje agradable: El casco antiguo de mi pueblo natal con las antiguas casas de los pescadores y sus playas. (Vilassar de Mar)
Un libro: Veronika decide morir, Paulo Coelho
Una película: Intocable, de Olivier Nakache y Éric Toledano.
Una exposición: Blinky Palermo, MACBA 2003
Una canción: Amen omen, de Ben Harper
Un artista: Cristina Iglesias
Un arquitecto: Kengo Kuma
Un plato: Cualquiera que se cocine en casa de mis padres. Pero soy muy de pan con tomate y un buen jamón.
Un deporte: yoga y esquí
Un profesor: Carmen Mendoza Arroyo
Una asignatura: Proyectos
Un material: Madera

1_b Sobre Barcelona:
Eixample: orden e identidad
La Diagonal: eje
Sagrada Familia: monumento
Las Ramblas: ahora, un horror
Glorias: nudo fracasado
LIlla: un muy buen proyecto
Forum 2004: espacio desconectado
22@: una promesa

2_Preguntas
¿Por qué estudiaste arquitectura? ¿Qué es lo que más valoras de los estudios de arquitectura, lo que más te ha servido para ejercer la profesión o personalmente?
Yo aterricé en arquitectura un poco de casualidad y sin haberlo planeado mucho. Empecé a estudiar ingeniería de telecomunicaciones, convencida que era lo mejor y lo que quería para mí y resultó que no. Al tener que buscar un plan “b”, aconsejada por gente que me conoce muy bien, me sugirieron que con mis aptitudes innatas seguro que la arquitectura era una muy buena opción.
Vengo de una familia donde no hay arquitectos, el 90% de la familia viene del mundo de las finanzas y nunca había tenido un contacto cercano con la profesión. Tenía claro que necesitaba técnica, cálculo, rigurosidad, pero me faltaba la parte que dejara desarrollar la inventiva, la creatividad y que me abriera al mundo de la cultura y el arte. Y como os podéis imaginar acerté de lleno. No hubiera podido imaginar que una carrera reuniese tantas de las cosas que me apasionaban.
Si te esfuerzas y lo complementas fuera de la escuela, te hace una persona increíblemente completa profesional y mentalmente. Puedes tener la cabeza en muchos campos para llegar a un fin en el que, si va bien, todo funciona. Eso es lo que más valoro de la carrera. No solamente sales teniendo un título de arquitecto, eres un “solucionador”, un “inventor”, un “emprendedor”, eres “eficiente” porque los estudios no te han permitido ser de otro modo y eso te ayuda a hacer muchas cosas a parte de ejercer puramente de arquitecto. En mi caso, me ayudó en otros campos profesionales y los he disfrutado mucho. Me ha dado una visión más amplia de todo y me ha ayudado también en el ejercicio de la arquitectura.

¿Qué destacarías de tu paso por la ESARQ? ¿Qué crees que aporta a sus alumnos en comparación con otras escuelas?
Al ser una escuela pequeña todo es bastante familiar. Eso, junto a la cantidad de horas que pasas allí, te hacen crear una nueva familia durante unos cuantos años. Tienes mucha relación con los compañeros que muchas veces son profesores, hay mucho intercambio de conocimiento entre compañeros, incluso los alumnos de otros cursos también te echan un cable y te aconsejan. Yo personalmente pasé muchísimas horas en la ESARQ, no solo cree una familia con compañeros, también eran parte de esa familia conserjería, secretariado, personal de mantenimiento y algún profesor.
La carrera es larga y dura, tienes muchos momentos de debilidad en los que crees que no puedes más y levantar la vista y ver que alguien te da la mano y dice: “venga para arriba”, ayuda mucho. La ESARQ como escuela siempre ha tenido un espíritu de superación que admiro, lo vi como alumna y posteriormente como empleada del departamento de Cultura de la ESARQ. Siempre busca la forma de impartir los conocimientos con calidad e innovación. Se esfuerza por traer a conferenciantes y profesores invitados de un nivel que quita el hipo. Los workshops, como el taller vertical, son algo que deja sin palabras a todo el que lo ve. Quiere sacar lo mejor de sus alumnos y no deja nunca de pensar en como hacerlo del mejor modo. Se trabaja y se invierte mucho esfuerzo continuamente en ello y personalmente creo que es un sello de la escuela y lo que la diferencia del resto.

¿Qué consejo darías a un estudiante de la ESARQ, cuando empieza? ¿Y cuando finaliza sus estudios?
Cuando empieza, que no se limite a ir a clase y adquirir conocimiento de allí, que escuche a profesores y compañeros y se enriquezca de otros mundos y otras fuentes externas a la escuela. También que trabaje duro, porque si se alarga mucho la carrera llegas a un nivel de cansancio que es muy difícil de aguantar. También que intente hacer prácticas desde los primeros cursos en algún despacho. Trabajando aprendes muchísimo y te ayuda en la carrera. Es duro compaginar las dos cosas, pero compensa, aunque eso solo lo ves algo después. Pero sin trabajar no llegas a salir 100% completo. El ritmo de un despacho y como afrontarlo con éxito no se aprende en ninguna escuela.
Al finalizar, que se tome unas merecidas vacaciones después de la entrega del PFC ( ahora TFG) y luego que siga con el mismo ritmo que en la escuela, que no se relaje (y menos con la situación actual). Haga lo que haga, si lo enfoca con la misma energía, acabará encontrando un buen camino profesional. Sales con una preparación muy completa, puedes hacer una cantidad de cosas increíbles y las puedes hacer bien.

¿Qué aportó el TFG a tus estudios? ¿Cuál fue el tema, era adecuado? ¿Quién tu profesor?
Yo fui de las últimas promociones en que teníamos PFC y no el actual TFG, era un poco distinto aunque muy intenso también.
El tema fue un jardín botánico y una escuela profesional de botánica y jardinería en el barrio de Satalía (en las faldas de Montjuic) en Barcelona. El tema me encantó desde el primer hasta el último momento. Yo creo que sí era un tema adecuado, era un programa grande de equipamiento, complejo y apasionante. Mis profesores fueron Ricardo Flores y Eva Prats.
Los 10 meses de curso de PFC los disfruté mucho, aunque con sufrimiento y esfuerzo (ya que también los compaginaba con trabajo a media jornada en un despacho y vivía fuera de Barcelona). Fue una auténtica locura.
Por circunstancias personales, no pude realizar la entrega final de julio de ese año y tuve que retrasarlo un año. Cambié de tutores,  y Carmen Mendoza me dio el pequeño empujón y el soplo de aire fresco final para la entrega.
El PFC para mí, fueron unos meses muy intensos y duros pero los disfruté infinitamente. Investigué muchos campos nuevos, me rompí la cabeza para encontrar las distintas soluciones, fui realizando mi proyecto como si la vida me fuera en ello. Das mucho más de lo que crees que eres capaz. Es sorprendente! Ese es el espíritu que se respira en el TFG y así debe ser.
Es la intensidad de dos cursos juntos en uno. Creo que aporta la inercia con la que cualquier arquitecto debe salir de la escuela .

¿Cuál fue el siguiente paso al acabar el TFG? ¿Lo tenías planificado?
No tenía nada planificado, cuando salí ya estábamos en plena crisis. Continué trabajando en el despacho de Josep Lluís Mateo, donde llevaba haciendo prácticas desde los primeros cursos. Cuando eso acabó, me di de morros con la dura realidad actual de nuestra profesión. Pero no me permití parar y experimenté durante un par de años en nuevos campos profesionales que me aportaron muchísimo y que de algún modo siempre han estado vinculados con el arte y la cultura y sin alejarme de la arquitectura. Cuando pude volver a ejercer de arquitecta me di cuenta que todo aquello me aportó conocimientos increíblemente útiles.

FullSizeRender
Visita de obra a la Filmoteca de Catalunya de Josep Lluís Mateo – © Maria Matamala

¿Qué obstáculos te encontraste al acabar la carrera para encontrar trabajo? ¿Qué consejo darías a los recién titulados?
Obstáculos, en la situación en la que salí yo: Muchos, muchísimos. De hecho casi la única opción de poder ejercer de arquitecto era saliendo del país o trabajando gratis. Que fue lo que hicieron muchos de mis compañeros. Pero creo que estos años de crisis brutal no deben tomarse como referente. La situación va a cambiar, nunca será lo de antes pero las cosas se van recolocando poco a poco.
El mayor obstáculo suele ser la falta de experiencia, por eso es tan importante haber trabajado antes durante la carrera. Y otro, los idiomas. Ya no hablemos del inglés, salir de la carrera sin saber inglés es como no saber sumar. Siempre, aunque no salgas del país, lo vas a necesitar.
Mi consejo al salir de la carrera es trabajar, el tiempo corre en contra tuyo. No descartes opciones, salir del país, emprender un negocio, buscar una profesión paralela en la que los conocimientos de arquitectura te sean de utilidad y que disfrutes. Sales con unas aptitudes que te permiten hacer infinidad de cosas. ¡Aprovéchalas!

¿Cuál fue tu primera experiencia como arquitecto?
La renovación de una fachada para la sede de un banco alemán en Alemania.

¿A qué te decidas actualmente? ¿Qué proyectos estás desarrollando? ¿Qué planes tienes de futuro?
Actualmente formo parte del equipo de arquitectos de Zest Architecture en Barcelona. Es un despacho muy pequeño pero es el tipo de despacho que me gusta, tanto por el trabajo, como por el ambiente que se respira.
Soy el único miembro nacional. Mis compañeros y la arquitecta principal y fundadora son extranjeros. El 100% de nuestros clientes ahora mismo también son extranjeros. No paro de aprender cada día, de su modo de trabajar, de nuestros distintos puntos de vista personales y culturales. Es tan enriquecedor… Y al ser un despacho tan pequeño haces de todo. Desde un primer croquis hasta ir a la obra. Tocas todas las fases de un proyecto. Tienes que tener la cabeza en mil sitios, pero te hace un arquitecto completo. Tienes controlados todos los aspectos de un proyecto.
Ahora mismo estamos realizando la reforma integral de varias viviendas en Barcelona, algunas de ellas catalogadas y protegidas por patrimonio, otra en la Costa Brava, un proyecto de paisajismo de 1ha y la rehabilitación completa de un Mas en un parque natural de Alicante que ahora mismo es una ruina sin ningún tipo de suministro. Es un proyecto grande, complejo y apasionante.
No hay tiempo para parar, pero creo que no habría profesión que me gustara más y más cada día ni un lugar mejor que Zest para ejercerla!

He tenido experiencia en despacho grande y de renombre y en su momento me aportó mucho, te enseña a ponerte las pilas y te permite estar en proyectos y concursos enormes. Creo que es fundamental tener algunos años de experiencia en este tipo de despacho al principio de tu carrera profesional, pero a la larga, o al menos por el momento, aquí es donde quiero estar: apostando por un proyecto que ha pasado a ser, en parte, algo personal. Mis planes de futuro, junto a la fundadora de Zest, es hacer que el despacho crezca.

¿Qué te gustaría hacer como arquitecto?
Un museo, ¡quiero un museo! (jejeje)

En la situación actual, de crisis en el sector, ¿cómo crees que se debería posicionar o responder la profesión?
Con cabeza, sin prisas y chapuzas. Cuando miras la de barbaridades y del modo que se han hecho, te pones las manos en la cabeza. La arquitectura, a todas las escalas, debe ser de calidad. Debemos aprender todos de lo mal que se han hecho las cosas. Y no repetirlas.
Ahora es un buen momento para volver a empezar y hacer las cosas bien. En cuanto a nuestra profesión, estos años tan duros también han hecho sacar más de nosotros mismos. Creo que está tendiendo a desaparecer la figura obsoleta del arquitecto y ha emergido el talento, la innovación y la incorporación de nuevas herramientas. Creo que esto no debe ser solo la respuesta a la actual situación de crisis, sino el nacimiento de una nueva generación de arquitectos.

Rafa Bennasar, Equipo Cultura ESARQ-UIC

One thought on “Entrevista Alumni: Maria Matamala

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s