Entrevista Alumni: Oriol Peus

 

Lugar y año de nacimiento: Baqueira Beret, 1975

Lugar de residencia: Beijing, China

Ocupación: Arquitecto

 

1_Cuestionario rápido

1.a_Escoge:

Una ciudad que funcione: Aquella en la que sus habitantes sonríen a todas horas.

Un paisaje agradable: Una noche nevando.

Un libro: Del que aprendo. “El principito” de Antoine de Saint-Exupery.

Una película: La que me hace soñar. “El viaje de Chihiro” de Hayao Miyazaki, 2001.

Una exposición: “Post It city, Ciudades ocasionales“, CCCB 2007.

Una canción: Las que me animan. “The colors of the rainbow” de los Rolling Stones.

Un artista: Charlie River, un triste payaso.

Un arquitectoAndrés Jaque.

Un plato: El que aún no he probado jamás.

Un deporte: El esquí.

Un profesor: Mi padre.

Una asignatura: La pendiente.

Un material: Intento construir con amor. Es un material barato pero su durabilidad es eterna. Además es renovable, limpio y crea estructuras irrompibles.

 

1_b Sobre Barcelona:

Eixample: Un sistema.

La Diagonal: Un mecanismo del sistema.

Sagrada Familia: Un desafío.

Las Ramblas: Lo que pasa en la calle.

Glorias: Indefinición.

L’Illa: Un programa de usos mixtos bien resuelto.

Forum 2004: Una apuesta.

22@: Un estrategia.

 

2_Preguntas
:

¿Por qué estudiaste arquitectura?

Bueno, no lo tengo muy claro. Tal vez porque de pequeñito me gustaba mucho dibujar casitas, hacía distribuciones en papel reticulado cuando no tenía ni idea de lo que era esta profesión. Hacía edificios con las piezas del TENTE. Jugaba con la arena y hacía carreteras y puentes. Supongo que por eso soy arquitecto.

¿Qué es lo que más valoras de los estudios de arquitectura, lo que más te ha servido para ejercer la profesión o personalmente?

Tener una formación completa, como nos dan en España, es básico. Esto supone una gran ventaja respecto a arquitectos de otros países.

¿Qué destacarías de tu paso por la ESARQ? ¿Qué crees que aporta a sus alumnos en comparación con otras escuelas?

Cuando me decidí por la ESARQ, fue por los profesores y las asignaturas que sólo en ella se podían cursar. Ahora es más común en otras universidades, pero entonces sólo la ESARQ ofrecía asignaturas de sostenibilidad, cooperación, inglés o gestión. También teníamos siempre, en la asignatura de proyectos, profesores invitados de otros países y eso creaba un intercambio de ideas y planteamientos muy distintos sobre la arquitectura. Era algo muy enriquecedor.

Creo que la ESARQ, respecto a las otras universidades de Barcelona, al ser más joven, es mucho más flexible, capaz de adaptarse más rápido a nuevas situaciones, más libre que el academicismo de la “Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona”  y por tanto, más contemporánea.  Digamos, más “internacional”.

¿Qué consejo darías a un estudiante de la ESARQ, cuando empieza? ¿Y cuando finaliza sus estudios?

Al empezar y durante la carrera un consejo es que no sólo se aprende de los profesores, que estén muy atentos a sus compañeros, yo aprendí mucho de ellos.

Al finalizar, recomiendo que busquen trabajo donde puedan aprender mucho, sin importar tanto lo que cobras, no importa si has de hacer muchas horas extra. Los primeros años son cruciales para poner en práctica nuestros conocimientos y reforzarlos bajo un buen despacho. Esto nos da una base muy sólida y nos permite proyectar con seguridad y criterio. En mi caso, en los últimos años de la carrera estuve trabajando en Ros i Sutrias Arquitectes y allí aprendí a trabajar con mucho rigor, eso me ha sido muy útil.

¿Qué aportó el TFG a tus estudios? ¿Cuál fue el tema, era adecuado? ¿Quién tu profesor?

Bueno nuestro PFC (como se llamaba entonces) fue muy polémico. El tema era construir un edificio de unos 5000m2 sobre otro ya existe o por debajo de él. Se creó una cierta tensión entre las distintas áreas de proyectos, urbanismo, construcción, estructuras. Imagínate que locura… Los edificios eran asignados a los alumnos por sorteo y yo tuve la mala o buena surte de que me tocase la torre Agbar. Como podéis imaginar, decidí enterrar mi edifico y reorganizar los sótanos de la torre y crear un nuevo acceso a ella por el sótano (el actual creo que es muy desafortunado). Incluí un programa mas público y abierto a los  visitantes, salas de exposiciones y un ascensor que llevase directamente al mirador con la intención de hacer de la torre un edificio más abierto a la ciudad.

Mi profesor fue el alicantino Alfredo Paya. Tengo que decir que aprendí muchísimo en ese curso, fue muy difícil, pero cambió mi enfoque hacia la arquitectura, aprendí a tomar riesgos, a que todo cambia constantemente. Nuestras ciudades se transforman más de lo que imaginamos y por supuesto nuestra sociedad.

¡Si tuviese que hacerlo ahora creo que colocaría mi proyecto por encima!

¿Cuál fue el siguiente paso al acabar el TFG? ¿Lo tenías planificado?

Yo lo tenía muy claro, quería salir fuera y ver lo que pasaba por Europa. A los pocos meses me fui a Holanda a buscar trabajo y tuve la suerte de trabajar en Mecanoo Architecten, en Rotterdam.

¿Qué obstáculos te encontraste al acabar la carrera para encontrar trabajo? ¿Qué consejo darías a los recién titulados?

Cuando acabas la carrera no limites tu campo de visión al área geográfica que conoces. Hoy, el mundo es tu casa ¡atrévete a entrar en las habitaciones donde nunca habías estado antes!  Hay mucho trabajo para nosotros por los rincones de este planeta, sal a por él, ¡te están esperando!

¿Cuál fue tu primera experiencia como arquitecto?

No fue la primera, pero casi, fue el proyecto de urbanización del Hospital geriátrico de Vielha. Es un proyecto que realizamos conjuntamente con Ares, mi novia y socia. Nos pasamos muchas horas hablando con los ancianos de la residencia. Diseñamos todo el entorno según ellos lo iban imaginando: Huertos, zonas de petanca, el color del pavimento, etc. Recuerdo a una señora que nos pidió un tipo de arbusto que era el mismo que había tenido en el jardín de su casa cuando era niña, nos dijo que quería volver a oler esas flores antes de morir. Fue un proyecto muy emocionante.

¿A qué te decidas actualmente?, ¿Qué proyectos estás desarrollando?  

Actualmente estoy trabajando como Senior Architect y Design Director en PTW Beijing, el despacho australiano que realizó el Water Cube, el centro de natación para las olimpiadas de Beijing 2008. Aquí desarrollamos muchos edificios deportivos pero también torres de oficinas  y edificios de uso mixto.

Al mismo tiempo soy el corresponsal del COAC en China, dentro del COAC Internacional. Ayudamos a otros arquitectos y despachos de arquitectura que quieren introducirse en China.

¿Qué planes de futuro tienes?

Para el futuro, intentar ser una parte decisiva de él, no importa cómo.

¿Por qué optaste por esta opción? ¿Crees que podría ser una salida laboral para los nuevos titulados?

Sin duda creo que la mejor salida laboral para un arquitecto es ser arquitecto. Eso es lo que hemos estudiado, ¿no?.

En cualquier lugar hay buenas oportunidades, hay que saber verlas y perseguirlas. No importa lo lejos que estén, ¡ve a por ellas y atrápalas!

¿Qué te gustaría hacer como arquitecto?

Diseñar un edificio que represente su época, su sociedad, el momento en el que vivimos. Creo que eso es realmente difícil, no tanto diseñarlo sino descifrarlo.

En la situación actual, de crisis en el sector, ¿cómo crees que se debería posicionar o responder la profesión?

Creo que los arquitectos debemos ser muy flexibles. No solo para adaptarnos a los nuevos tiempos sino más bien para darles forma e influir en nuestro tiempo.

 

Rafa Bennasar, Equipo Cultura ESARQ-UIC

 

 

 

 

 

One thought on “Entrevista Alumni: Oriol Peus

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s