Entrevista a Iñaki Baquero

Barcelona, 1965. Es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, de la Universidad Politécnica de Cataluña. Durante su formación, trabajó en los estudios de Enric Miralles, MBM, Tomás Morató y Josep Mª Rovira. En 1990 crea el estudio BOPBAA junto a Josep Bohigas y Francesc Pla. Algunos de sus trabajos han sido seleccionados finalistas de los premios FAD de Arquitectura, han ganado varios concursos arquitectónicos y el Premi Ciutat de Barcelona 2006 y 2013. Es profesor de Proyectos en la School of Architecture de UIC Barcelona.

Cuestionario rápido: lo primero que venga a la cabeza, respuestas cortas, concisas, incluso solo una palabra.

De la asignatura que impartes, ¿qué crees que es lo más importante transmitir a tus alumnos?
¡Nos debemos dejar sorprender! Por un programa re conducido, por un cliente o por nosotros mismos. Es nuestra obligación estar constantemente cuestionándonos los parámetros que se nos plantean de partida para ofrecer el máximo de nuestras capacidades. Debemos huir de los prejuicios.
Por otro lado, debemos asumir nuestra responsabilidad profesional. No sólo la estrictamente legal, que se nos supone como licenciados en arquitectura para que los posibles edificios que construyamos, o no, se sostengan. También es importante entender que nuestras decisiones profesionales repercuten en en la manera de vivir de la gente que deposita su confianza en nuestro trabajo.

¿Podrías definirlo también en una palabra?
¡Sorprendámonos, constantemente!

© BOPBAA. Habitatges Escudellers. 1997
© BOPBAA. Habitatges Escudellers. 1997

¿Qué tienen que buscar los alumnos para complementar lo que aprenden en tus clases? Y, en general, ¿cómo crees que los estudiantes podrían complementar esos conocimientos que se les transmiten en la universidad?
A cualquier persona, viajar le supone nuevas experiencias que van nutriendo su formación al descubrir otras culturas diferentes a la propia. En este sentido, a los arquitectos, se nos suma que, el viajar, nos ofrece un repertorio de ejemplos de arquitecturas construidas que, visitándolas y viviéndolas, aportan conocimientos que no se pueden transmitir en las aulas.
Por otro lado, es esencial el contacto con la vida profesional. Las prácticas. En la época en que yo era estudiante nos duraba la carrera más años de los estrictamente académicos porque, desde cursos muy iníciales compaginábamos los estudios con prácticas en despachos. Mis maestros no estuvieron en la escuela exclusivamente.

¿Qué ves de la School of Architecture de UIC Barcelona que la haga diferente? ¿Qué destacarías de ella?
La escala es el gran valor de nuestra Universidad. En ese sentido se parece a la ciudad de Barcelona. Siempre han crecido de manera ordenada y en parámetros controlados (quizá a Barcelona, en este momento, se le está escapando un poco de las manos…). Mantener la escala es una virtud. Con ello, la School of Architecture, ofrece un trato directo y personalizado al alumno sin olvidar su personalidad y propia autonomía.

© BOPBAA. El Maset.2001
© BOPBAA. El Maset.2001

¿Cómo ves el paso de los estudiantes por la escuela? Cómo crees que debería ser su participación dentro de la universidad?
En general, en nuestra sociedad, nos falta iniciativa a la hora de la participación. Es sorprendente un cierto miedo a ser el primero que exponga una reflexión o a afrontar la explicación de un ejercicio. Creo que establecer más debate sobre la arquitectura que se está desarrollando en un ejercicio y hacer menos correcciones al uso es una asignatura pendiente.

¿Cómo piensas que la School of Architecture podría mejorar?
Tenemos que esforzarnos en ser más participativos. Debemos aprender a trabajar en equipo. Es el signo de nuestro tiempo. Es la única manera en que, en un futuro, podremos desarrollar nuestra profesión como arquitectos.

© BOPBAA. Museo Thyssen.2004
© BOPBAA. Museo Thyssen.2004

¿Por qué estudiaste arquitectura? ¿Qué es lo que más valoras de los estudios de arquitectura, lo que más te ha servido para ejercer la profesión o personalmente?
Soy una persona muy afortunada. El ejemplo contrario a un autodidacta. Mi padre, Manolo Baquero, fue mi primer maestro, en la vida y en lo profesional porque en casa se respiraba arquitectura (libros, viajes, conversaciones…). Posteriormente tuve la suerte de trabajar con profesionales maravillosos como Miguel Mila, Enric Miralles y posteriormente con mis socios, Josep y Francesc de los que también he aprendido muchas cosas. A todos ellos les debo una parte importantísima de mi aprendizaje. Lecciones no estrictamente arquitectónicas sino vitales. Dinámicas que hacen referencia a cómo afrontamos un proceso creativo y que acaban teniendo una consecuencia arquitectónica.
La arquitectura me ha ofrecido perspectiva. No sólo la “Leonardesca”, que también, sino social y cultural. El abanico de tipologías de proyectación que nos ofrece nuestra profesión, trasciende el estrictamente arquitectónico.

¿Cuál fue tu primera experiencia como arquitecto? (proyecto, colaboración, alguna anécdota)
Es difícil decidir cuál es la primera… Si tengo que escoger alguna, es la primera obra efímera que desarrollamos con mis socios en el 1989 (hace 25años…¡qué fuerte!). Ganamos un concurso para una decoración efímera en una discoteca, ahora desaparecida, ubicada en la Meridiana de Barcelona, el “Distrito Distinto”. El proyecto se llamaba “esto agrava las cosas”. Así fue… El presupuesto para la construcción era de 50.000 pesetas (300€). Además de proyectarlo, lo construimos nosotros. Forramos las paredes de palets iluminándolos por detrás y llenamos el suelo de grava cuando lo que queríamos colocar eran cantos rodados. Modificamos el espacio completamente y fue un éxito (fuimos finalistas de los FAD de aquel año). Nos destrozamos las manos, atornillando los cables que sujetaban los palets al techo y ¡la gente se destrozaba los zapatos andando sobre la grava!

© BOPBAA.Distrito Distinto.1989
© BOPBAA.Distrito Distinto.1989

¿Cuáles son las actividades o proyectos que estás desarrollando actualmente? ¿Algún secreto (in)confesable?
Actualmente, en el despacho, estamos desarrollando varios proyectos en Barcelona. La museografia del MuseuMarítim en colaboración con AV62, la exposición “PIXAR 25 años de animación” que ya se ha inaugurado en Madrid y que viajará a Zaragoza y Barcelona, el Museo del Port de Barcelona…
Mi gran (no) secreto es la creación de objetos con megainmediatez. Desde pequeño y debido a mi educación, siempre he tenido la capacidad de construir objetos. Todavía hoy, me apasiona desarrollar este tipo de disciplina. Hoy, por mis circunstancias personales, me estoy habilitando una pequeña vivienda en Sarrià. Siempre que tengo ocasión, construyo elementos que me hacen la vida más fácil o juguetes para mis hijos, casi siempre con materiales reutilizados.

Avión de capas de contrachapado de 10mm
Avión de capas de contrachapado de 10mm

¿Qué destacarías de alguno de ellos?
De alguno de ellos no, de todos, que a pesar de las dificultades del momento, siguen haciendo que nos lo pasemos bien. Nos sentimos muy afortunados por poder desarrollar nuestra profesión.

© Hotel Gat Point Charlie.2010
© Hotel Gat Point Charlie.2010

¿Has trabajado en el extranjero? ¿Cómo ha sido la experiencia?, sino has trabajado fuera, ¿te gustaría intentarlo, qué posibilidades ves?
He tenido la suerte de, hace cuatro o cinco años, desarrollar varios proyectos para una cadena hotelera barcelonesa en Lisboa, París y Berlín ( ¡a la vez!). este periodo, más allá de la experiencia arquitectónica, que también, me ofreció un repertorio de diferentes dinámicas profesionales e industriales en las tres ciudades europeas. Supuso una desmitificación de muchos prejuicios que había asignado a la manera de trabajar en estos países.
Creo que para trabajar en el extranjero, obviamente, hablar idiomas es determinante. He tenido algunas dificultades porque los hablo pero no todo lo fluidamente que me gustaría. Eso no le debe ocurrir a los estudiantes de nuestra Universidad.
Otro parámetro determinante a la hora de viajar es la capacidad de exportar a través del conocimiento de nuestros propios valores culturales.

¿Qué te gustaría hacer o te falta hacer como arquitecto?
Siempre nos faltarán muchas cosas por hacer como arquitectos. El que se crea que lo ha hecho todo está perdido. Me gustaría ser útil a la sociedad en la que estamos inmersos.

Con tu experiencia actual, pero poniéndote en la situación de un estudiante que acaba la carrera hoy en día, ¿qué le aconsejarías hacer? En la situación actual, de crisis en el sector, ¿cómo crees que se debería posicionar o responder la profesión?
Nuestra profesión tiene un abanico amplísimo de tipologías no estrictamente arquitectónicas y de edificación.
El arquitecto está preparado para proyectar. Pero no sólo edificios. Hoy está llamado a plantear estrategias. Acabando esta entrevista, como la hemos empezado, quiero decir que ¡es importantísimo que nos dejemos sorprender por nuestra profesión!


Jaume Nart Parés, UIC Barcelona School of Architecture.

One thought on “Entrevista a Iñaki Baquero

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s